Claves para cocinar un auténtico arroz al horno

cocinar-arroz-horno-receta

El arroz al horno es una receta tradicional de la región valenciana, la tierra de los arroces, en la cual se pueden combinar muchos ingredientes y explosiones de sabores. ¡Una forma diferente pero deliciosa de preparar el arroz! Hoy, en el Blog del arroz, te contamos cuál es la manera más sencilla para preparar un exquisito arroz al horno al “estilo valenciano”.

El arroz al horno es un arroz seco que constituye una de las recetas más apreciadas en la cocina alicantina y es característico porque se prepara en una cazuela de barro, de ahí que también reciba el nombre de “Cassola”. La curiosidad de esta receta es que, originalmente, se elaboraba con las sobras del cocido del día anterior, aunque hoy en día admite todo tipo de ingredientes y preparaciones diferentes. Y lo mejor: es un plato que se puede consumir todos los días del año, y se puede degustar como primer plato o plato único. Sea como sea, está delicioso. ¡Toma nota y apunta estos consejos para preparar un arroz al horno de 10!

 

  1. Para empezar, lo primero que haremos será precalentar el horno a una temperatura de 200º. Necesitamos que alcance una temperatura elevada, ya que el objetivo es que el arroz quede muy seco y crujiente. ¡Ojo con no quemarte!
  2. Posteriormente, en una cazuela de barro, incorporamos un chorrito de aceite de oliva para comenzar a preparar el sofrito. ¿Qué vamos a necesitar? Una cabeza de ajo, un trozo de morcilla al gusto, 300 gramos de costilla de cerdo troceada, y 200 gramos de panceta fresca. También utilizamos una patata en rodajas y un tomate grande, pero su refrito solo será “vuelta y vuelta”. Una vez que se han pochado, los reservamos para más adelante.
  3. En ese mismo aceite sofreímos una pizca de pimentón y unas hebras de azafrán. Si el sabor de este último ingrediente te resulta fuerte, puedes sustituirlo por colorante, aunque el sabor no será el mismo. ¡Prueba a incorporar una pequeña cantidad y su sabor te cautivará poco a poco!
  4. El siguiente paso consiste en incorporar 350 gramos de arroz de grano grueso y 100 gramos de garbanzos ya cocidos. ¡Revolvemos! Es el momento de verter el caldo de cocido. Dado que en casi todos los hogares se suele preparar cocido al menos una vez a la semana, te resultará muy fácil congelar y conservar el caldo sobrante para preparar este arroz. ¡No hay nada como un caldo casero!
  5. Ya queda poco. Coloca los ingredientes del sofrito que ya habíamos cocinado previamente, y corona la cazuela con las rodajas de patata, el tomate, y la cabeza de ajo en el centro. ¡Mmm!
  6. Abrimos el horno con cuidado e introducimos la cazuela de barro. Ahora toca esperar una media hora aproximadamente hasta que el caldo se haya consumido. Bon appétit!

 

Si quieres degustar la receta tradicional, prueba a preparar un arroz al horno con las sobras del cocido de día anterior. ¡Así podrás conocer el sabor auténtico de este manjar valenciano! En el restaurante A Banda en Sevilla, podrás deleitarte con sabores originales y diferentes, ya que son especialistas en creaciones únicas de arroces.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *