¿Cuál es el origen del risotto?

La palabra “risotto” proviene de “riso” que significa arroz en italiano. El risotto es un plato muy popular en Italia que se ha difundido popularmente por todo el mundo, y en el blog del arroz te contamos cuál es su origen.

Leer más

Platos veraniegos con arroz

El verano es una oportunidad muy buena para probar el arroz de otra forma a la que estamos acostumbrados, por eso en el blog del arroz os damos algunas ideas de platos veraniegos con arroz.

Leer más

4 creativos platos hechos con arroz ¡que encantarán a los niños!

Hoy, en El blog del arroz, queremos sorprendente con los platos de arroz más creativos de la red, ideales para los niños. Apunta estas recetas, ¡les encantarán!

Leer más

,

¿Cómo cocer el arroz? Trucos para conseguir el arroz perfecto

¿Eres de los que no es capaz de dar el punto perfecto al arroz? Esta puede ser una de las recetas más complicadas si no sabemos cómo cocinarlo. En el blog del arroz te damos los trucos para cocer el arroz perfecto.

Saber freír un huevo sin gastar mucho aceite o hacerlo a la plancha y que la yema nos quede perfecta es algo de chef reputados, y cocinar un arroz blanco con sabor que no se nos pegue, se nos quede sin agua o quede hecho una pasta, se convierte en un reto aún para muchas personas. En el blog del arroz.es te damos las claves para que el arroz blanco te quede espectacular.

Incluso las recetas y las técnicas de cocina más básicas tienen un procedimiento importante que seguir si queremos que el resultado sea plenamente satisfactorio.

Para que el arroz no nos quede duro, ni se nos pase es primordial dos tazas de agua por cada una de arroz. Mide muy bien las cantidades porque, o nos puede faltar agua o nos puede sobrar mucho arroz, aunque hay quien hace para que sobre y poder hacer otras recetas con él. En la nevera aguanta bien varios días, si lo lavamos con agua caliente para que los granos queden sueltos, estará perfecto.

white_rice

INGREDIENTES
1 taza de arroz ( aproximadamente dos para dos personas)
2 tazas de agua ( si echáis más tazas de arroz duplicad siempre las tazas de agua)
Una cucharada de aceite de oliva o media cucharadita de mantequilla o margarina
Un puñado de sal.

Hay quien también:

  • Cuece el arroz con una hoja de laurel para que absorba más sabor
  • Sofríe el arroz con aceite y una pastillita o dos de avecrem, según el gusto, antes de añadirle el agua para que quede aún más sabroso.
  • Fríe un ajo antes y lo rehoga con el arroz, para después añadirle el agua

Todas estas medidas sirven para enriquecer el sabor del arroz en blanco ya que, éste por sí solo tiene un sabor que puede resultar soso y simple. Se pueden utilizar en recetas como el arroz a la cubana, risotto, el arroz con pollo o nuestras ensaladas de arroz.

Hay también quien combina dos o los tres atributos para realzar el sabor del arroz. De todas formas, estos son los ingredientes para que nuestro arroz blanco consiga su punto óptimo de cocción. 

Si vais a cocinar risotto, en nuestro blog del arroz recomendamos hervirlo con mantequilla, pues ésta conseguirá un punto realmente bueno a nuestro arroz.

 

original

PREPARACIÓN
En una olla añadimos una cucharada de aceite, calentamos y sofreímos un ajo en rodajas. Vertemos el arroz con una cucharadita de sal y movemos bien hasta que el arroz se empape del sabor del aceite y del ajo. Si solo queremos el sabor del ajo los retiramos ahora, sino de igual manera añadimos las dos tazas de agua y subimos el fuego para que rompa a hervir.
Si no queremos añadir ajo y solo queremos laurel, lo hervimos todo junto además del aceite y la sal, el avecrem lo podemos añadir al arroz sofrito y añadir luego el agua, o la pastilla en el agua directamente si no queremos sofreír el arroz.
Una vez que rompa a hervir bajamos a fuego lento y lo dejamos hervir durante 20 minutos sin tapadera, con tapadera tardará entre 10 o 15 minutos. Si lo hervimos con tapadera, el arroz absorberá mejor el sabor del avecrem o del laurel.
Pasado este tiempo se debería haber consumido el agua. Probamos y si sigue duro lo dejamos unos minutos con el fuego apagado en la olla antes de colarlo. Para quitarle el exceso de almidón podéis enjuagarlo un poquito con agua fría, así los granos quedarán perfectamente sueltos. Importante y a tener en cuenta, escoger una olla antiadherente, para que no se pegue la comida mientras cocinamos.
Ya sabes los consejos para cocinar el arroz perfecto, pero, ¿dónde probar un arroz en su punto en Sevilla? No dejes de visitar el Restaurante Arrocería “A Banda, arroces y tapas” donde podrás probar los mejores arroces y las mejores paellas de Sevilla, ¡no te arrepentirás!

Y tú, ¿por qué paella te decantas?

Existen tantos arroces y paellas como paladares hay en el mundo. ¿Con qué paella te quedarías si te damos a elegir? En nuestro blog del arroz, te damos algunos consejos para conocer todo sobre la mejor paella.

La paella, al igual que muchos platos de la cocina mediterránea, surge debido al azar. La cocina es, en realidad, resultado de mezclas, preferencias de alimentos y estilos de cocinar que hemos heredado, aunque la receta nunca vuelve a ser la misma. De hecho, toda cocina tiene su toque especial, su ingrediente extra o su punto de diferenciación. No es una materia estática, sino que nos permite aprender de cada alimento, de cada truco y  de cada manera que tienen las personas de preparar las recetas. La cocina es una reinvención continua, pero dentro de esa reinvención existen platos referentes.

11986305_700591406639751_3547753361984323393_n
¿Quieres saber qué tipo de paellas son los referentes en nuestra cocina?

PAELLA MIXTA:

La paella mixta también es denominada paella de mar y montaña, porque se realiza con pescado, marisco y carne. Se suele elaborar con pollo, costillas de cerdo, gambas, calamares, almejas, mejillones… Es una receta muy libre, ya que cada persona le puede añadir los ingredientes que gusten siempre y cuando sea pescado y carne principalmente.
PAELLA DE VERDURAS:

Esta paella, junto con la anterior, son dos clásicas recetas de las paellas mediterráneas. En la paella de verduras se suelen utilizar muchas verduras de hoja verde como las judías, alcachofas y guisantes. Además de hortalizas, como las particulares del sofrito, y otras como el calabacín.
PAELLA DE  CONEJO Y ALCACHOFAS CON CARACOLES:

En algunos lugares del levante español, se realizan caracoles que son cocinados a fuego lento en una salsa elaborada con hierbas aromáticas. Esta salsa se añade posteriormente al caldo de la paella de verduras, lo que le da un toque muy especial y sabroso. Sus ingredientes principales son el conejo, las alcachofas y los caracoles.
PAELLA DE CARNE:

La paella tradicional de carne contiene pollo, conejo, tomate, pimentón , judía verde y garrofó. El garrofó es una alubia grande y blanca que se le suelen añadir a las paellas valencianas.
La carne de conejo suele ser la favorita para estas paellas y no es de extrañar. Esta carne tiene un sabor muy intenso y delicioso que otorga al arroz un gusto exquisito.
PAELLA DE PESCADO O MARISCO:

Lleva pescado y marisco a gusto del cocinero. La clave de esta paella se encuentra el el “fumet” de pescado, que es el que proporciona todo el sabor. Normalmente este caldo de pescado se suele realizar con “morralla” o pescados de roca.
PAELLA DEL SEÑORET:

Es una paella cuyos ingredientes están todos pelados y sin cáscara. Por eso se llama la “paella del señorito”, de tal manera que las gambas, el pescado y la carne van limpias y en pequeños trozos. Se suele realizar con jibias, calamar y gambas pequeñas.

11041752_645501675482058_3493009156891647248_n

Para degustar un buen arroz y una buena paella en Sevilla, en nuestro blog del arroz recomendamos el restauranteA Banda, arroces y tapas“, donde podrás encontrar desde arroces especializados hasta las paellas más sabrosas. Una manera de saborear lo mejor del mediterráneo en el corazón de Andalucía.

Recetas con arroz que debes conocer

El arroz es uno de los alimentos más versátiles que existen, genial para crear una gran cantidad de recetas con las que disfrutar de su sabor y sus características al máximo. En nuestro blog arroz.es te enseñamos algunas recetas con arroz que debes conocer.

  1. Risotto de estofado de ternera.  Sobras de un estofado de ternera (300 g de carne y un vaso de salsa), 250 g de arroz, 2 chalotas, caldo casero, 50 ml de vino blanco, 30 g de mantequilla y 50 g de parmesano rallado. Aprovecharemos la carne y la salsa sobrantes de un guiso de estofado, que enriquecerán el risotto. Empezamos picando las chalotas en trozos muy pequeños. Luego las pochamos a fuego lento, añadiendo el arroz cuando estén transparentes, rehogándolo un par de minutos.Añadimos el vino y removemos  hasta que se evapore. Incorporamos la carne del estofado, una vez desmenuzada; mientras que por otro lado, habremos mezclado en un cazo el vaso de salsa del estofado y el caldo casero llevándolo a ebullición y manteniéndolo caliente.Seguidamente, añadimos un cazo de ese caldo sobre el arroz, removiendo continuamente para que absorba el caldo. En unos viente minutos, el risotto estará listo, a falta del mantecado final. Así, añadimos una cucharada sopera de mantequilla, más dos de queso rallado, removiendo  y repartiéndolo bien con el resto de ingredientes. Decoramos con una hojita de albahaca que aportará su aroma.

    recetas-arroz

2. Arroz al horno con costillas, setas y castañas. 

  • 6-8 costillas de cerdo, 150 g de setas, 2 dientes de ajo, 6 castañas, 1 cucharada de salsa de tomate o tomate triturado, 1/2 cucharadita de concentrado de tomate, 125 g de arroz bomba, 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 vaso de vino para guisar, tomillo, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Limpia las setas, corta las costillas, pela las castañas y pica los dientes de ajo. Mientras, mantener en caliente el agua en, aproximadamente, una medida y media de arroz.

Calentar un poco de aceite en una cazuela apta para el horno, o en una sartén y saltear las setas hasta que pierdan el agua. Salpimentar y retirar. Hacer lo mismo con las costillos hasta dorarlas.

Cocinar durante un minuto los dientes de ajo con el tomate y reincorporar las setas y las costillas. Añadir las castañas y el arroz, removiendo con las hojas de laurel y el pimentón, y regar con el vino. Cuando evapore el alcohol, cubrir con  agua, salar, llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocinar 15 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC. Terminar la cocción del arroz en el horno sobre una rejilla, llevando la cazuela o trasladando el contenido de la sartén a un recipiente de barro o hierro fundido. Hornear entre 8 y 10 minutos, o hasta que el arroz esté seco al gusto. Decorar con tomillo.

recetas-arroz

 

Por el momento, puedes ir probando estas dos deliciosas recetas a base de arroz que te mostramos en nuestro blog, pero no dejes de estar pendiente de nuestras nuevas entradas, ¡terminarás siendo todo un experto en el fantástico mundo del arroz!

Recetas y fotografías: Directo al paladar