3 arroces melosos de sabor extraordinario

arroz señoret

Dependiendo del grado de cocción elegido, podremos diferenciar entre arroces secos, melosos y caldosos. Hoy en el Blog del Arroz, vamos a detenernos en los arroces melosos, un tipo de preparación que admite múltiples ingredientes bajo el único objetivo de acceder a la excelencia.

¿Te gustan los arroces? Tal como explicamos en este post, los arroces melosos se encuentran en una gama intermedia. Sin llegar a tener el aspecto de una sopa, tal como sucede con los arroces caldosos, o quedar totalmente desprovistos de caldo, tal como sucede con los secos, reciben su nombre debido a que adquieren una textura similar a la de la miel, aunque por supuesto, su sabor no tiene nada de que ver con ella.

De hecho, esta textura acuosa y aceitosa se relaciona en muchos casos con los risottos, con la diferencia básica de que esta textura es únicamente producto de su cocción, en el caso de los arroces melosos, mientras que en la receta de origen italiano, se consigue a base de la utilización de ingredientes como la nata o el queso.

¿Y su cocinado? La ciencia del arroz meloso también es bastante sencilla, aunque requiere máxima atención a la hora de retirar el fuego en el momento ideal para obtener su clásica textura, así como calcular las cantidades exactas de agua para que el plato no se desvíe de sus cánones. Quizás necesites practicar un poco antes de que te salga perfecto, pero ¡no te rindas!

Una vez conocidos algunos de los misterios de los arroces melosos, llega el momento de conocer algunas de sus variedades más exquisitas, tales como las que presentamos a continuación.

1. Arroz meloso de polloarroz meloso pollo

El arroz meloso de pollo es una receta muy tradicional. Aunque también puede prepararse seco o caldoso, consideramos que la melosidad es el tacto ideal para emplear este ingrediente en la preparación del arroz, ya que genera en la boca una textura uniforme, como fruto de la unión entre la suavidad de este arroz y el pollo desmenuzado.

Esta receta, muy común en los hogares españoles, hace las delicias de adultos y mayores, por lo que nunca dejamos de recomendar su degustación tanto en la vida cotidiana como en todo tipo de ocasiones especiales.

2. Arroz meloso del señoret

Esta receta de origen alicantino tiene raíces aristocráticas, pues recibe este nombre debido a que todos sus ingredientes se presentaban pelados, libres de huesos y espinas, de tal manera que ‘los señoritos‘ no tuvieran que ensuciarse las manos. ¿Curioso, verdad?

La clásica receta de este arroz meloso contiene gambas, langostinos y cigalas, todos ellos listos para degustar con la cuchara y el tenedor, sin usar las manos, propiciando un sabor único y distinguido.

3. Arroz meloso de carrillada de cerdoarroz carrillada

¿Eres un fan de aquellas comidas que se deshacen en la boca? La carrillada de cerdo es una de las carnes que cumplen a la perfección este requisito gracias a su jugosidad. Si la cocinas, dando forma a un exquisito arroz meloso, conseguirás que tu paladar sacie sus ansias gourmet.

El arroz meloso con carrillada de cerdo es un modo excelente para sorprender a tus invitados, sirviéndote de una materia prima de calidad para preparar un arroz muy exclusivo.

Si quieres disfrutar de algunas de estas variedades directamente en la mesa, puedes visitar un restaurante en Sevilla como A Banda, donde el arroz meloso integra recetas mágicas para todos los paladares.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *