,

El secreto para preparar un exquisito arroz con bogavante

El arroz con bogavantes es una deliciosa receta típica de nuestra gastronomía. Además de ser uno de los arroces más ricos y uno de los que más triunfa, es mucho más fácil de preparar de lo que crees. Hoy, desde el Blog del arroz, te contamos cómo elaborar este manjar de una manera rica y sencilla.

La mezcla de la energía que aporta el arroz y las proteínas del bogavante  hacen de este plato “estrella” una receta muy completa, además de ser una perfecta opción para las celebraciones de verano. El bogavante es un marisco saludable, ya que contiene ácidos grasos que ayudan a reducir el riesgo cardiovascular, es rico en vitaminas, aporta muchos minerales a nuestro organismo y ¡es bajo en calorías! Ahora que sabemos todo lo bueno de estos dos “súperalimentos”, ¿hay algo mejor que un arroz con bogavante meloso y en su punto? ¡Anota todos los pasos de esta receta y no te saltes ninguno!

  1. ¡Empezamos! Necesitaremos un bogavante, 200 gramos de arroz bomba, una cebolleta pequeña, medio pimiento rojo asado, un tomate de pera grande rallado, una pizca de azafrán, una ramita de perejil, pimentón y sal, un chorrito de brandy, medio litro de fumet de gambas o caldo de pescado, y como no, una cucharadita de aceite de oliva virgen extra. ¿Lo tenemos todo preparado? ¡Pasemos a la acción!
  1. Preparación.¡Manos a la obra! Como en casi todos los platos elaborados, comenzamos picando la cebolleta, el pimiento y el perejil, rallamos el tomate, medimos el arroz y preparamos el resto de ingredientes.

Una vez que todo esté listo, pasamos a trocear el bogavante en dos mitades con la ayuda de un cuchillo bien afilado. No te resultará difícil ya que las propias anillas de este crustáceo facilitarán esta tarea. Una vez hecho, añadimos un chorrito de aceite de oliva en la cazuela donde vayamos a elaborar el arroz, doramos el bogavante, y lo sacamos una vez que esté listo. En ese mismo aceite sofreímos la cebolla y el pimiento, añadimos el azafrán, el tomate y el perejil, y los “mareamos” durante 2 minutos.

 

  1. Paso final. ¡Ya no nos queda poco! ¿Te acuerdas del vasito de brandy que teníamos preparado? Es el momento de añadirlo en la cazuela, lo dejamos reducir, agregamos el arroz y lo “mareamos” de nuevo. ¡Por fin llega el momento más importante! Colocamos los trozos de bogavante que hemos cortado y dorado previamente y lo regamos todo con el fumet o caldo a punto de ebullición. Un poquito de pimentón espolvoreado y una pizca de sal, y lo mantenemos a fuego medio durante 20 minutos.

¿Te ha parecido fácil? Cocinar platos saludables y ricos no es aburrido y para ello tampoco es necesario pasar mucho tiempo en la cocina. Pero, ¿qué tal si saboreas este plato preparado por magníficos chefs? En el restaurante A Banda en Sevilla, podrás deleitarte con el mejor arroz meloso con bogavante y otras muchas especialidades de arroces y paellas. ¡un sabor puro e inolvidable!

 

3 ricas y saludables guarniciones de arroz.

El arroz es un alimento que, además de sus beneficios nutricionales, puede convertirse en el acompañante perfecto para muchas comidas. A veces, resulta un quebradero de cabeza acertar con las guarniciones, por eso hoy, desde el blog de arroz, te vamos a detallar tres recetas exquisitas de arroz para que añadas como complemento a tus platos.

Leer más

6 trucos infalibles para cocinar una deliciosa paella

¿Qué métodos o ingredientes marcan la diferencia entre una paella insuperable y una paella aceptable? Hoy, en el Blog del Arroz te contamos algunos trucos infalibles para que cocines paellas sorprendentes.

 

La paella, este suculento manjar que cuenta con tanta tradición en nuestro país, se ha convertido en una parte indispensable de nuestra gastronomía y de nuestras vidas. Su popularidad ha provocado que la receta original desvaríe hasta lo insospechado y muchas veces, en vez de paella, nos encontramos con simples arroces mal cocinados.

Pero, ¿por qué a veces resulta tan difícil conseguir que el arroz quede en su punto perfecto? ¡No te desesperes! Hoy te vamos a contar los secretos de la paella original.

1.La importancia del caldo. Un buen caldo, y si es casero mejor, es fundamental para preparar una paella de diez. Muchas veces tendemos a asociar los caldos con sopas, hervidos o guisados, y rechazamos su uso para nuestro plato estrella; sin embargo, este es uno de los ingredientes clave. Por eso, ten siempre a mano un buen caldo de pescado si la paella contiene productos del mar, o un caldo de verduras si vamos a hacer una paella mixta o de pollo. Aunque hay otros tipos de caldos que puedes usar: de pollo, de ternera, mixtos… ¡Tú eliges el caldo y los ingredientes!

 

2.Un buen sofrito. Este paso será la base fundamental para una buena paella. ¿Cómo hacer el sofrito ideal? Dependerá de los gustos de cada persona, pero, ¡ojo!, la calidad de los ingredientes condicionará el sabor final, así que es necesario el uso de un buen aceite de oliva virgen extra, verduras frescas, y pescados y carnes de calidad. ¿No tenemos tiempo para prepararlo? ¡No hay problema! Puede hacerse el día anterior tranquilamente. De hecho, se recomienda que así sea para que los ingredientes mezclen todo su sabor.

 

3.Los fogones. Muchas paellas que prometían ser espectaculares se han arruinado cuando han sido cocinadas en según qué tipo de fogón. Lo ideal es que sean cocinadas en fogones de gas, ¡los de toda la vida!, aunque es cierto que su uso se está perdiendo en la mayoría de los hogares. La vitrocerámica o la placa de inducción no es la mejor opción, pero hoy en día resultan más cómodas y rápidas para cocinar. Un truco: utilizar una bombona pequeña de butano y un difusor de gas solo para las paellas, y luego ¡al armario!

 

4.Tipo de arroz. Arroz bomba, siempre. Este tipo de arroz absorbe muy bien el caldo y no juega las malas pasadas de otros tipos de arroces, los cuales necesitan un punto muy concreto que si no encuentran arruinan el plato.

5.El uso del horno. Si somos fans indiscutibles del arroz seco, este toque final pone “la guinda al pastel”. Tres minutos en el horno, y nuestro arroz se secará y tostará ligeramente. Mmm… ¿Quién no ha rascado la paellera con el tenedor alguna vez?

6.Reposo. Este paso también es muy importante. Es clave dejar reposar la paella al menos tres minutos antes de ser servida para que el arroz se asiente, termine de absorber bien el caldo y coja cuerpo. ¡Preparados, listos… A comer!

 

Innovar es divertido siempre, aunque la clásica paella mixta que hemos comido en casa domingo tras domingo se lleva la medalla de oro. Pero si quieres probar las mejores paellas de Sevilla, te lo ponemos en bandeja. Acércate al restaurante A Banda en Sevilla, donde encontrarás todo tipo de especialidades de arroz, desde los clásicos a los más creativos.